¿Cómo beneficia blockchain a un entorno empresarial?

Actualmente, las empresas dependen de extensas bases de datos con información que sirve para potenciar tareas y funciones organizacionales como finanzas, recursos humanos, marketing, ventas, operaciones y más. La mayoría de ellas utiliza sistemas centralizados, puesto que las bases de datos descentralizadas aún presentan varios inconvenientes y restricciones.

Estas últimas, por lo general, se encuentran aisladas, son ineficientes e inconsistentes, lo que dificulta el intercambio de datos precisos a nivel interno y externo. Ralentiza los tiempos de transacción y no proporciona una única fuente actualizada, oportuna y consistente sobre los datos para que múltiples partes puedan llegar a un acuerdo.

En contraste, las bases de datos centralizadas son propensas a los ataques de actores externos e internos. Tienen un único punto de fallo que incluso la mejor ciberseguridad no puede proteger.

Hemos visto casos de gran impacto y repercusión, como el robo de datos en la cadena de tiendas Target, donde se hackeó información de 70 millones de clientes, incluido su nombre, dirección, número de teléfono y dirección de correo electrónico. Otro ejemplo es el ataque a Yahoo, en el que se robaron más de 3.000 millones de datos de usuarios de los servidores de la compañía, sin que nadie se diera cuenta hasta años después —convirtiéndose en el hackeo más grande de la historia—. Asimismo, el hackeo a Equifax, una de las mayores agencias crediticias en Estados Unidos, implicó la filtración de datos de 143 millones de personas.

Con esto, muchas compañías están examinando la tecnología de las cadenas de bloques, como una tecnología capaz de superar los retos a los que se enfrentan actualmente las bases de datos centralizadas.

Vamos a recapitular: la cadena de bloques —o blockchain— es una tecnología de “libros” distribuidos que se aseguran con criptografía, utilizando tecnología de firma de clave pública, privada y de confianza. En lugar de almacenar los datos en una base de datos centralizada, con una cadena de bloques, los datos pueden ser almacenados, replicados y compartidos automáticamente a través de una red de bases de datos.

Esta red es transparente, verificable e inmutable, permitiendo a cualquier persona que haya firmado en ella validar una sola fuente veraz de datos actuales e históricos. También mejora la eficiencia, exactitud y rapidez de las transacciones, minimizando las disputas y la necesidad de actores reguladores o intermediarios. Por último, la arquitectura distribuida de la cadena de bloques es más resistente, lo que reduce la capacidad de que se produzcan hackeos, pues no existe un único punto de fallo (centralización).

Actualmente, varias industrias están desarrollando nuevos y disruptivos casos de uso con las cadenas de bloques, por ejemplo:

  • Cadenas de suministro: la procedencia y autenticidad de los activos se convierte en verificable, trazable y auditable, creando transparencia a lo largo del ciclo de vida de una cadena de producción y comercialización.
  • Propiedad: registros médicos que pueden ser utilizados universalmente y a discreción de las personas en la industria médica.
  • Internet de las Cosas: la cadena de bloques se utiliza como medio para conectar y auditar las transacciones entre las máquinas IoT.
  • Industria musical: la propiedad y distribución de la música, en la que los autores y creadores no son explotados por intermediarios y reciben una compensación directa por su trabajo. Para conocer un poco más, podemos analizar cómo Spotify incluye un nuevo contenido en su lista, el mismo que es entregado solamente por un sello discográfico; y si el autor es independiente, es imprescindible contratar un distribuidor (efectivamente, otro actor adicional a Spotify), el mismo que se encarga de las licencias y distribución de la música, paga los derechos de streaming y, por supuesto, cobra otra cuota o comisión.

La cadena de bloques no siempre es la respuesta para los problemas del mundo de las empresas o de operación. De hecho, hay algunas consideraciones que deben cumplirse para aplicar óptima y seriamente una cadena de bloques en nuestro giro de negocio.

Para esto, debemos realizarnos varios cuestionamientos:

  • ¿existen múltiples partes o entidades que necesitan interactuar entre sí?
  • ¿dependen ciertas partes de la empresa de agentes u organismos centrales que actúan como intermediarios —o reguladores—?
  • ¿hay ausencia de confianza o veracidad en una transacción de nuestro proceso de negocio?
  • ¿existen activos que necesitan mantener íntegra su procedencia y rastreo en el tiempo?
  • ¿qué parte de nuestro giro de negocio puede ser automatizado, optimizado y aplicado a un contrato inteligente?

Para ejemplificar un poco más el análisis y aplicación de estas preguntas, podemos hablar de los pagos en la industria de servicios financieros. Si pensamos en el proceso de pago con nuestra tarjeta de crédito para un giro al extranjero, desde el momento que la pasamos hasta el momento en que la transacción es finalmente liquidada, hay múltiples intermediarios y pasos que elevan los costos de transacción. También hay ineficiencias durante el procesamiento de la misma. Esta es la razón por la que puede tomar varios días efectivizar una transacción.

Ahora bien, las empresas se pueden beneficiar del uso de blockchain por:

  • la mejora del mantenimiento de registros de datos en sistemas aislados o desconectados,
  • la propiedad personal de los datos y activos digitales,
  • el fácil acceso a los datos compartidos o históricos,
  • la auditoría y trazabilidad en tiempo real de las actividades ejecutadas de un sistema,
  • certificaciones de confianza entre partes desconocidas para crear garantías reales,
  • la automatización de un proceso de múltiples pasos realizados manualmente,
  • la capacidad de eliminar a los intermediarios en un proceso empresarial —por ejemplo, en una fiscalización—,
  • la posibilidad de crear y tokenizar activos de valor que pueden ser comercializados en cadenas de bloques públicas o privadas (esta información puede representar cualquier tipo de activo, bien o servicio), e
  • integraciones con otras tecnologías emergentes como la inteligencia artificial (AI) y la Internet de las Cosas (IoT).

En resumen, al implementar la tecnología de cadenas de bloques, con una necesidad fundamentada, un negocio que dependa de bases de datos puede acelerar drásticamente los tiempos de transacción. Esto se debe a que elimina estos intermediarios, reduce los costos de transacción y mitiga los riesgos operativos.

Puede leer el artículo original de

Vea también

Blockchain continúa su expansión en América Latina y el Caribe

Los siete principios de la economía blockchain

China gastará más de US$ 2.000 millones en blockchain para 2023

Europa habrá gastado hasta US$ 4.900 millones en blockchain para el 2023

Más del 50% de las mejores universidades del mundo ya incluyen cursos de blockchain

Compartir

Publicidad

Relacionado

Publicidad