Criptomonedas: El campo de batalla entre el Gobierno nacional y el dólar paralelo

La guerra económica también se pelea en el terreno de las criptomonedas. El enemigo público número uno del Gobierno nacional es el dólar paralelo, que a pesar de los controles estatales su precio se mantiene en alza sin que nadie lo detenga, y ahora, que las criptomonedas se popularizaron dentro del país, las subidas de precios de la moneda estadounidense parecen haberse propulsado.
La relación “especuladora” entre el dólar negro, las criptomonedas y el devaluado bolívar, es una de las razones que, según voceros del Gobierno nacional, mantiene a la economía venezolana flagelada por una inflación que firmas financieras como Ecoanalítica prevén alcanzar el 100.000% al finalizar el año.
Por eso, Tareck El Aissami, quien fungió como vicepresidente de la República hasta el pasado 14 de junio, anunció la operación “Manos de Metal” como una secuela de la operación “manos de papel”, con la que, de acuerdo a cifras gubernamentales, se incautaron alrededor de 5 billones de bolívares manejados por especuladores y paginas web que informaban sobre el precio del dólar.
En esta nueva versión de la ofensiva del Gobierno madurista, el foco está en quienes compran oro a los mineros del estado Bolívar, para luego llevarlo al extranjero, venderlos por dólares e introducir ese dinero en el mercado negro, donde lo ofrecen a precios muy superiores al oficial, según lo explicado la semana pasada por El Aissami.
De acuerdo al ex vicepresidente y ahora ministro de Industria y Producción, estas “mafias” no se quedaron solo con el oro, sino que iniciaron operaciones especulativas por medio de las criptomonedas.
“Resulta que migraron para tratar de marcar el dólar referencial a través del mercado especulativo de las criptomonedas”, dijo el pasado 8 de junio El Aissami.
El alto funcionario en esa oportunidad se refirió a las páginas “que especulan con las criptomonedas legales dentro del país” y señaló que el ejecutivo irá tras la pista de los distorsionadores de los precios al monitorear las transferencias bancarias que realicen los venezolanos.
“Todas las cuentas que identifiquemos que están vinculadas a la distorsión van a ser severamente castigadas y (los responsables) puestos a la orden de la justicia”, aseveró el ahora ministro durante su alocución de ese 8 de junio.
Es necesario destacar que en Venezuela las criptomonedas son legales desde que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) emitió un decreto el pasado 4 de abril, con la normativa que regula el comercio y las actividades afines con criptodivisas “privadas” así como con el criptoactivo del Estado, el Petro.
Con esta moneda digital el Gobierno nacional pretende vencer el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos contra Venezuela y controlar la inflación que de acuerdo a datos de la Asamblea Nacional, es la más alta del mundo.
Imagen principal: eleconomista.es
Autor: Jorge Flores Riofrio

Compartir

Publicidad

Relacionado

Publicidad