Coinbase enfrenta nuevas denuncias por discriminación a trabajadores negros y mujeres

Un total de 15 ex trabajadores negros y mujeres acusaron recientemente a la exchange de criptomonedas Coinbase por discriminación racista y de género, informó el periodista de The New York Times, Nathaniel Popper.

Algunas de las personas involucradas renunciaron y otras fueron despedidas, pero hubo un punto en común: eran negros. Según The New York Times representaban las tres cuartas partes de los empleados negros de Coinbase que eran unas 600 personas.

Entre 2018 y 2019, al menos 11 personas de color informaron al departamento de recursos humanos de Coinbase que habían recibido tratos racistas o discriminatorios.

Popper también informó que la exchange de Brian Armstrong ponderaba los sueldos de las mujeres un 8% menos que los hombres en puestos similares; mientras que a los trabajadores de color les pagaban un 7% menos que sus pares blancos.

Un primer artículo publicado por el periódico norteamericano, divulgó que algunos trabajadores negros mientras ocupaban cargos en Coinbase enfrentaron “experiencias negativas” de racismo.

Posteriormente la exchange dijo a la opinión pública que solo tres empleados presentaron denuncias por discriminación que fueron “investigadas a fondo”; sin embargo, no se encontraron evidencias de segregación.

El comunicador social indicó que los datos recopilados de su investigación contenían información sobre los salarios de los trabajadores de Coinbase en 2018. En ese entonces, la empresa contaba con una nómina de 830 personas.

Las mujeres ganaban un promedio de 13 mil dólares, un 8% menos que los salarios de hombres en puestos similares. Los trabajadores negros devengaban un promedio de 11 mil 500 dólares, un 7% inferior que sus pares en puestos similares.

Luego de difundirse este escándalo, el director de Recursos Humanos de Coinbase, L. J. Brock, envió una carta a los empleados en la que manifestó que la exchange está trabajando para garantizar la igualdad de salarios en la empresa.

Brock aseguró que Coinbase se propone garantizar un sistema de pago “transparente”. También agregó que la compañía “considerará los salarios a través de una visión étnica – racial y de género”.

Testimonios

Alysa Butler de 25 años de edad, quien trabajó en el área de reclutamiento de Coinbase indicó que en varias ocasiones fue excluida de reuniones y conversaciones, haciéndola sentir invisible.

“La mayoría de las personas de color que trabajan en [el área de] tecnología saben que hay un problema de diversidad”, dijo Butler, quien renunció en abril de 2019. “Nunca he experimentado algo tan desagradable como Coinbase”.

Layllen Sawyerr, quien desempeñó funciones como analista de cumplimiento de Coinbase hasta 2018, dijo que uno de sus jefes inmediatos la acusó de vender drogas y portar un arma de fuego en la empresa, manifestando estereotipos racistas en su contra.

“Fue la primera vez que me di cuenta cómo se sentía el racismo en el mundo moderno”, dijo Sawyerr.

Agregó que constató cómo la estaban “acosando todos los días en el trabajo”. Luego de este hecho, presentó una queja por discriminación ante el departamento legal de Coinbase.

Kim Milosevich, portavoz de Coinbase, dijo que la exchange «no tolera la discriminación racial, de género ni de ninguna otra forma».

Expresó que “todas las denuncias de discriminación son tratadas con mucha seriedad, investigadas tanto por internos como por terceros, y se toman las medidas oportunas”.

Las tensiones en Coinbase llegaron a un punto crítico en junio de 2020, después del asesinato policial de George Floyd por parte de un policía en EE.UU..

Muchos líderes tecnológicos expresaron públicamente su apoyo a las protestas de Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan); sin embargo, trabajadores de color en Coinbase dijeron a través de la mensajería de Slack que estaban heridos por el silencio de Brian Armstrong y otros ejecutivos sobre el asunto.

Postura “apolítica” de Coinbase

En octubre de 2020, el 5% de los empleados de Coinbase aceptó un paquete de indemnización que ofreció la exchange tras anunciar su postura “apolítica”.

Unos días antes, el intercambio de criptomonedas dijo a sus empleados que cualquiera que se sintiera incómodo con la misión “apolítica” de la empresa podía irse con un generoso paquete.

60 de los 1.200 empleados optaron por aceptar el paquete, precisó el CEO de la compañía, Brian Armstrong.

Lea nuestras noticias sobre Coinbase aquí.

Entérate de las últimas noticias sobre Estados Unidos aquí.

Vea también

Compartir

Publicidad

Relacionado

Publicidad