Criptojacking: El ataque cibernético que permite minar criptomonedas en la computadora de otro usuario

La economía basada en criptomonedas trajo muchas posibilidades para que las personas puedan resguardar sus ahorros y realizar transacciones con facilidad sin tener que someterse al control de los Estados nacionales y los bancos. Sin embargo, también vino acompañada de los problemas consecuentes a la falta de regulación y de seguridad que prometen los intermediarios económicos convencionales. Entre esos problemas se encuentra el criptojacking.
El término se utiliza para referirse a la actividad encubierta de personas malintencionadas, que utilizan, por medio de programas informáticos, las computadoras de otros usuarios para minar monedas digitales.
Esta práctica ha sido denunciada en todo el mundo y cada vez con más regularidad. El medio colombiano especializado en economía, Dinero, recordó en una publicación del pasado 12 de junio, que en Argentina la cadena de cafeterías Starbucks, se estaba utilizando el wifi para utilizar los equipos de los clientes para el minado de monedas digitales sin su consentimiento.
Minar criptomonedas consiste en resolver los problemas matemáticos que bloquean conglomerados de transacciones en los sistemas de las criptomonedas, para luego verificar que la persona que trasfiere tiene los fondos suficientes que planea enviar a otra. Por hacer este trabajo, el minero o verificador recibe una recompensa pagada en divisas digitales.
“Eso requiere procesamiento computacional, por eso algunas personas ponen sus propios sistemas y dispositivos a hacer minería. Lo que hacen los atacantes es comprometer dispositivos o sitios web para cuando un usuario ingrese, utilice su procesador para esta minería”, explicó a Dinero, la especialista del Laboratorio de Investigación de Eset Latinoamérica, Cecilia Pastorino.
La recompensa por el minado lo recibe el “atacante” que utilizó sin autorización el equipo de otra persona, por medio de un Script o malware introducido en la computadora de la víctima.
De acuerdo con Eset, el criptojacking no se podría clasificar solamente como un malware porque muchas de las herramientas utilizadas para esa práctica son usadas para obtener ganancias de manera legítima, siempre y cuando el usuario tenga conocimiento del uso que se le está dando a su equipo.
Leer también: ¿Qué es el minado de criptomonedas?
El informe anual de Seguridad de Symantec, que analiza 157 países, reveló que en el 2017 las detecciones de esta actividad aumentaron 8.500%.
Estos ataques afectan el desempeño de los equipos, lentitud de
dispositivos, sobrecalentamiento de baterías y en algunos casos, inutilización de dispositivos, pero según el informe, esta situación también pone en riesgo las redes corporativas y las finanzas de las organizaciones, debido a que están en riesgo de interrupción por los minadores de monedas propagados en su entorno.
Por lo tanto, es muy importante que las personas estén atentas a los script que autorizan cuando visitan una página web.
Esa es la razón por la que las empresas de seguridad informática han actualizado sus sistemas, para que las soluciones de ciberseguridad le adviertan a los usuarios elegir si prefieren bloquear el acceso al sitio en el que puede ser víctima o tener acceso a la página bajo su consentimiento.
Autor: Jorge Flores Riofrio
Fuente: Dinero.com
Imagen fuente: Coincrispy

Compartir

Publicidad

Relacionado

Publicidad